Nutrición y Salud

La conserva, es un alimento con una antiquísima tradición. Hay que remontarse hasta el Neolítico, cuando los primeros hombres se dieron cuenta de que el aceite y la sal conservaban los alimentos. Desde entonces las conservas han estado presentes en todas las civilizaciones hasta la actualidad. Las famosas conservas fenicias utilizadas como moneda de cambio en sus viajes, los famosos presentes egipcios en forma de conserva, y cómo no el alimento más utilizado por Napoleón en sus batallas, ya que creía firmemente que las guerras se ganaban desde la buena alimentación de sus soldados. En la actualidad podemos encontrar conservas de pescado en muchísimas despensas.

La conserva de pescado es la conserva más tradicional, tanto en método cómo en historia. Al principio se usaban envases de vidrio para la mayoría de conservas, posteriormente se descubrió que la hojalata como material recipiente de conservas aportaba muchas más ventajas: el pescado dura más tiempo, la conserva es más resistente, y mantiene absolutamente todas sus vitaminas ya que la luz no deteriora las propiedades del alimento.

Propiedades de nuestros productos

En Conservas BayMar tenemos el compromiso de mantener todo el aporte nutricional tan saludable de nuestros productos, gracias a envasarlos con métodos artesanos y 100% naturales sin utilizar ningún tipo de conservante.

El pescado y marisco en conserva es una forma sana, segura y cómoda de disfrutar de este alimento, ya que podemos saborearlo siempre que nos apetezca, en cualquier momento y en cualquier lugar. El proceso de conservación no altera la composición nutricional del alimento, por lo que mantiene todas sus vitaminas y minerales intactos. Al no darle la luz al contenido de la lata, los nutrientes fotosensibles (vitaminas A, K y ácidos fólicos) no se pierden con el paso del tiempo. Además aportan proteínas de excelente calidad, las mejores, llamadas proteínas de alto valor biológico. Si a ello le añadimos su alto contenido en vitaminas A, D y B12 y en minerales como hierro, calcio, fósforo, yodo y potasio, tenemos un alimento completo, una delicia para el paladar y una fuente natural de salud.

En el caso de los pescados azules, como las sardinas, atún y anchoas, a la acción beneficiosa que para el organismo suponen sus ácidos grasos, hay que añadir las propiedades también cardiosaludables que incorpora el ácido oleico del aceite que se usa de cobertura. Tanto el omega 3 del pescado azul como los ácidos grasos del aceite de oliva permiten prevenir las enfermedades cardíacas.

Todo son ventajas para el consumo de nuestras excelentes conservas de pescado y marisco: comodidad, seguridad, higiene, nutrición y sabor. Además, en la cocina, el pescado en conserva permite numerosas opciones gastronómicas: es ideal para elaborar rellenos, hacer ensaladas, acompañar la pasta y el arroz, y, cómo no, para degustarlo a solas, como entrante o tentempié.

Español English
Conservas BayMar © Redisco Alimentación S.L. 2017 Nota Legal Contacto